Loading. Please wait...
search

El Ayuntamiento de Madrid ultima una regulación para Uber y Cabify mucho menos restrictiva de la que piden los taxistas

Tras 16 días de paro, los taxistas madrileños dedicieron desconvocar la huelga (o cierre patronal) en un reñido referéndum. Se trató de una decisión que, frente a lo ocurrido con sus compañeros catalanes, selló el “triunfo” del Gobierno de la Comunidad de Madrid que preside Ángel Garrido.

Sin embargo, el trabajo por la parte de los entes públicos no ha finalizado, y el Ayuntamiento de Madrid el organismo encargado de regular el sector de las VTC. Para ello, según informa El Español, el área de Movilidad, prepara un borrador que limitará su actividad, pero a priori, de forma mucho menos restrictiva de lo que la Generalitat ha aprobado en Cataluña o de lo que el taxi madrileño busca.

En Motorpasión

En la guerra del taxi, los derechos de los consumidores brillan por su ausencia

Prohibición de usar carriles bus y límites en paradas y en tiempo en vacío

Según el documento de 14 artículos al que ha accedido El Español, los vehículos VTC no podrán utilizar los carriles bus para parar, ni hacerlo a menos de 100 metros de estaciones de bus, tren o aeropuerto con zona dedicada de estacionamiento. Es algo que debe establecerse con planificación en cada plataforma online desde el momento de la aceptación del servicio al cliente. De esta forma, el viaje no sufrirá sobresaltos y se podrá cumplir con la ley sin excusas.

El borrador de Carmena no recoge tiempo o distancia de precontratación, pero sí una limitación medioambiental de distancia máxima recorrida sin clientes, de forma diaria, semanal o mensual. Habrá tres clases según el impacto contaminante del cada coche. Los de clase A podrán circular un 25% del total sin clientes, los de clase B un 35% y los de clase C un 50%. Los que cuenten con certificación ECO podrán sumar un 65% del total recorrido sin clientes.

El borrador es mucho menos restrictivo con las VTC de lo que piden los taxistas de Madrid

A falta de conocer más detalles, el análisis de cada vehículo se podrá llevar a cabo mediante un registro telemático de VTC, que a priori sí parece similar al que se ha establecido en Cataluña. Otra limitación que ser verterá sobre los VTC será de tiempo semanal, algo que ya deben cumplir los taxistas: tendrán que descansar un día entre semana, y otro del fin de semana. En ese momento, en sábados y domingos, además, sólo podrá prestar servicio media flota de VTCs. Los días que se preste servicio, el tiempo mínimo de operación será de siete horas, y el máximo de dieciséis.

Para que las competencias del Ayuntamiento de Madrid sean completas, la Comunidad también debe regular en este área, pero las medidas del borrador de Carmena son un primer paso a estudiar con los taxistas y las VTC, con quienes se reunirán previsiblemente mañana miércoles. Los primeros no aceptaron la precontratación espacial que propusieron Carmena y Garrido, que en principio les favorecía más frente al VTC que las medidas de este borrador, por lo que todo puede volver a quedar en el aire.

También te recomendamos

Ante la huelga de taxis, la Comunidad de Madrid “no va a ceder a ningún chantaje”

Dimite el comité de huelga de Barcelona tras el aparente avance del “no” entre los taxistas

Modos de conducción para principiantes, aprende cuándo utilizarlos

– La noticia

El Ayuntamiento de Madrid ultima una regulación para Uber y Cabify mucho menos restrictiva de la que piden los taxistas

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
Antonio Sabán

.

Powered by WPeMatico

Compártelo en tu red social:

O puedes copiar y compartir este enlace
Related Posts